“Detalle fino. Miguel Ángel García”

Restaurante Lorea_Espacios_Miguel Angel García

Si observas con cuidado las paredes de Lorea, encuentras detalles de madera que fueron escogidos y trabajados a mano; cuando pisas la escalera, sientes una duela resistente; al sentarte en las sillas, descubres el significado de la palabra comodidad; y al mirar a lo alto, una lámpara podrá deslumbrarte.

Miguel Ángel García fue de esas casualidades de la vida. De las que se encuentran cuando le das “me gusta” a algo. A la sombro seguíamos su trabajo. Sabíamos que sería la persona que nos ayudaría a vestir Lorea.

Estábamos seguros de que ese tipo amigable y enamorado, sería capaz de llenar huecos y respetar los espacios.

Similitudes en una forma de trabajar y amor por un oficio, pocas veces resulta sencillo encontrarlas. Miguel Ángel fue la sombra de Lorea. Estuvo en la busque del espacio, en la construcción y en el diseño final.

Su trabajo forma parte del imaginario del comensal. Muchas veces la belleza de sus diseños, se mimetiza con la armonía de los platos que salen de cocina. Él no sólo hizo todo con buen gusto, lo hizo como si se tratase de su propia casa.

Texturas y combinaciones, acabados pulidos y pulcros, sutileza que termina por definirse como elegancia, colores y contrastes, detalles que se vuelven funcionales. Así es todo lo que toca la mano de Miguel Ángel.

Si observas con atención, desde que entras, encontrarás su pasión por la madera y la debilidad que siente por alumbrar. Cuando estés en Lorea, detente a sentir los bordes de la mesa y a observar el color de la misma; siente la silla que fue confeccionada y estudiada para pasar horas cómodamente; voltea a ver los armarios, esos armarios que esconder los detalles más sutiles del restaurante y decoran el ambiente.

¿Quién es él?
Miguel Ángel García es diseñador y trabaja en Nikel Mobiliario. Tiene una gran obsesión por construir cosas de madera y diseñar lámparas.

Tags , , , , , , , , , , ,