Donde habitan los sueños.

Lorea Espacios

La vida está llena de sucesos encontrados. De casualidades. Nosotros esperábamos la nuestra. Nuestra casualidad más grande.

La primera vez que vimos la casa, no fuimos conscientes de cuántas veces habíamos pasado frente a ella, sin embargo, nos enamoró.

Desde la fachada nos sedujo, nos invitó a pasar, nos incitó a recorrer todos sus rincones, nos lleno de sorpresas, pero sobretodo, nos hizo volver a soñar.

Pasamos junto a ella en distintos momentos (caminando, en el auto, sin quererlo,…), pero nunca la habíamos visto. Tal vez, no era el momento. Tal vez, teníamos que llegar a ella…, por casualidad.

Fue en el segundo encuentro cuando supimos que siempre había estado ahí. Cuando recordamos que conocíamos esa calle y todo nos era familiar. En ese momento, supimos que la casa del 141 de Sinaloa sería donde nuestra historia tomaría forma.

Reaparecieron uno por uno los bocetos de nuestro hogar. Volvimos a visualizar la posibilidad de un espacio amplio y lleno de luz. De un lugar que incitara a convivir y siempre estuviera en movimiento. En constante cambio. Esa imagen de un rincón que invita a soñar, crear e imaginar. Un lugar donde las cosas imposibles, sencillamente se lograran.

No fue fácil. Pero nada de lo que vale la pena lo es. Para llegar, pasamos por muchos locales equivocados, por propuestas alejadas a nuestras ideas. Para llegar, fue necesario más que sólo soñar.

Así comenzó a forjarse Lorea. En una espacio que lo fue todo para un pintor: su fuente de inspiración, su estudio, su mundo. Un lugar que fue el hogar de Jorge Alzaga, su familia y amigos.

Un lugar dónde los vecinos de la colonia recuerdan ocurrían reuniones divertidas, momentos especiales y recuerdos inigualables. Un lugar que, con el paso del tiempo, tiene su propia alma, su esencia, su historia.

Hoy, después de un año, sabemos que esa vieja construcción de la colonia Roma, donde la gente siempre ha vivido experiencias inigualables, es donde hoy habitan nuestros sueños y comienza nuestra historia.

Categorías: Uncategorized

DEJA UN COMENTARIO